miércoles, 4 de mayo de 2016

STATIONARY TRAVELLER, Camel (1984)



Camel - Stationary Traveller


Como he comentado en diferentes ocasiones, ya sea en este blog o en El Viejo Pop, continúo buscando entre toda la música antigua que puedo. Escuchando todo aquello que me pasó por alto o que no llamó en aquello años mi atención, algo que a mi me a dado por llamar arqueología musical.
Y es que mi interés por la música no se queda en escribir estas entradas. Ya que es un no parar de escuchar y buscar entre todo lo que, ya sea porque lo recuerdo o porque lo descubro de casualidad, encuentro. Y tampoco se me caen los anillos en reconocer esto (nunca he pretendido saberlo todo, ni ser un crítico, ni hundir cualquier cosa que sea de gusto masivo para sentirme mejor que el resto o nada parecido. Al contrario), y me encanta que así sea.
De este modo aparece ahora "Stationay Traveller" de la banda británica Camel disco que ha pasado a engrosar mi colección con orgullo.

Refugee

Estamos ante un gran álbum conceptual de una banda de rock progresivo muy desconocida en general en nuestro país. Poca gente sabe quienes son, aunque algunos de la época recuerden su nombre o haber visto la portada de algún álbum suyo en alguna tienda durante aquellos años. Que exactamente es lo que yo puedo contar sobre ellos. Saber, sabía que existían, pero nada más. Nunca escribieron un numero uno, nunca arrasaron en las emisoras de radio, ni consiguieron sobresalir a nivel de éxito con ningún tema. Era una banda de minorías y su música tampoco era para todos los oídos.


Pero como ocurre siempre, todos estos artistas se desvían tarde o temprano de sus ortodoxas carreras para acercarse, aunque sólo sea un poco, al gran público. Esto es algo que ocurrió con casi todos durante los ochenta. Muchas bandas de los setenta vendieron, con un par de discos durante los ochenta, todo lo que no habían vendido durante toda su carrera anterior. Este álbum es el más abierto al gran público que he escuchado de ellos. Por eso es el que más me gusta, o quizás será que lo he descubierto con una edad muy madura, la que tengo ahora.

Pressure Points


West Berlin

Sea como sea me encanta este álbum. En 2015 pasé de no escuchar en toda mi vida a esta banda, a tener este trabajo entre mis favoritos, junto a otros que siempre escuché. Ha sido tarde, pero como dicen por ahí, nunca es tarde si...
Es un trabajo bellísimo, con unos arreglos exquisitos y sin exagerados solos instrumentales. Nada de eternos e inacabables muestras de maestría musical, que es de lo que suele pecar este género. No hay temas demasiado largos, ni pesados. Es una muestra de genialidad en su justa medida, sin cansar. Con unas composiciones que muestran una gran momento creátivo y que ayudan a crear esa atmósfera tan única y especial que despide el disco de principio a fin.

Cloak and Dagger Man

Al ser un disco que funciona en torno a un concepto o idea, esa atmósfera es más que necesaria. Pues le da personalidad y forma al concepto en cuestión. Que en este caso trata sobre el amor entre dos jóvenes separados por el muro de Berlin, durante la guerra fría.

Fingertips


After Words


Quizás la faceta más "comercial" de este álbum se puede visualizar gracias a temas como "Cloak And Dagger Man", una fantástica muestra de que no es necesario reducir tu campo de acción a un público pequeño para crear música interesante. Aunque las mejores canciones de este disco podrían ser "Refugee", "West Berlin", "Fingertips", "Stationary Traveller", "Long Goodbyes" o "Vopo´s". Vamos, que todas..

Vopo´s

Así que sorprendido, os recomiendo este gran disco. Un enorme álbum que pasó mucho más desapercibido de lo que debería haberlo hecho. Quizás por que Camel nunca antes fue una banda tan accesible y los prejuicios hicieron que su música durante los ochenta pasara sin pena ni gloria para muchos. Ahora toca prestarles más atención.


No hay comentarios:

Publicar un comentario